domingo, marzo 28, 2010

Confesiones

Y aquí hago confieso, ante todos ustedes que he perdido el interés, la inspiración para escribir.
No es que haya olvidado algunas de las reglas gramaticales u ortográficas de los dos idiomas que medianamente conozco.
Es sólo que, debido a las horas frente a textos teóricos, a artículos históricos enfocados sólo para iniciados, textos sobre historia o sociología que me han robado el último vestigio de inspiración que llegué a tener.
Curioso. Aún cuando el trabajo del historiador es investigar el pasado, ofrecer una perspectiva y, por supuesto, transmitirla, son pocos los que son doctos en el arte de la transmisión de ese conocimiento.
A veces pareciera que en la frente se tiene la consigna de "sólo para conocedores". Así, la historia dejaría de ser una producción de conocimiento digno de ser expuesto a quienes sólo se interesan, tal vez por curiosidad malsana o por casualidad, por el pasado. En algunos ámbitos es casi pecado mortal pensar en escribir un artículo general, o pensar en un video, entrevista, animación, cuento... ¡En fin! Tantas posibilidades mediáticas para compartir esa sagrada información.

No quiero ser de esas. Me gustaría combinar la narrativa, tener esa capacidad de cautivar a mi interlocutor para interesarlo aún más y más en mi trabajo, dejarlos picados, pues.
Yo culpo a esas historias, ya no de cobre, sino de acero reforzado, de alejar al público ávido de un reltado sobre el pasado; las culpo de forzarme a escribir de manera correcta y unívoca, para convencer a los demás de que el lugar que tengo me lo he ganado y de que mi palabra es la última sobre tal o cual; yo los culpo de mi pésima narrativa y de mi apatía por el lector.
Me recuperaré, en algún momento lo haré.

1 comentario:

Ana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Ana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme, anacect@gmail.com
Exitos con tu página.
Saludos
Ana