martes, enero 12, 2010

Un simple accidente.

Era jueves por la noche, y el frente frío ya se había manifestado: Una delicada llovizna cubría la ciudad. Sí, una llovizna en pleno enero, algunos dirían que es inusual, pero desde hace años la temporada de lluvias dejó de ser exacta.
Súbitamente un estruendo recorrió la casa, como si algún objeto pesado hubiera caído sobre el techo. Yo lo sentí, sentí como pasó y supuse que sería un temblor y esperé más movimiento que lo confirmara...pero no pasó nada.
Entonces escuché a mi papá asomarse al jardín y gritar: "Se está quemando algo con los vecinos".
Tomé mi celular y las llaves y rápidamente bajé al tiempo que le gritaba "Llama a los bomberos". De inmediato corrí a la puerta para constatar que, efectivamente, desde la azotea de los vecinos se veía una llamarada,justo detrás de los perritos que me alegran la mañana cuando los veo jugar. El fuego provenía del terreno de atrás.
Comencé a preocuparme cuando vi que cerca de la llamarada estaba el tanque estacionario de los vecinos de enfrente. Corrí al teléfono y comencé a buscar el número de los bomberos, pero, maldita sea, no venía. Sólo estaba el número de los bomberos de los municipios del Estado de México, y los números de emergencia de hospitales particulares. ¿Qué demonios pasa con ese directorio? Tomé la Sección Amarilla, pero la maldita publicción no la hemos cambiado desde el... 2000 oalgo así. Además,cada hoja que pasaba salía desprendida del tomo. Lo peor es que intenté buscar en internet, pero la conexión estaba lenta, lo mismo que el servicio de celular, pues, supuestamente, mi teléfono cuenta con servicio de SOS.
Todo me falló.
Pero fue cuestión de segundos. En segundos los vecinos estaban en la calle llamando, algunos nomás mirando; pero ya se escuchaban sirenas. Al parecer ya había un reporte previo, dicen que de una fuga de gas...pero un marihuano tuvo la idea de ponerse a volar acercándole fuego.Esa fue la explosión que nos alertó a todos; aunque algunos dicen que escucharon una antes.
En fin, la policía llegó pronto y atrapó al improvisado volador (la explosión lo aventó, pero no salió lesionado) y pronto se controló el fuego.Supongo que el frío y la lluvia ayudaron pues los bomberos se perdieron.

No hay comentarios.: