martes, agosto 11, 2009

¿Son ellos o soy yo?

La semana pasada comenzaron los preparativos para entrar al posgrado: Entrega de papeles, junta informativa/bienvenida y la joya de la corona, las inscripciones.

Cuando estaba en la licenciatura, el sistema de inscripciones de mi carrera eran una chulada: Al principio eran todas las inscripciones en vivo, así que debíamos llegar tempranísimo (si bien te iba, a las seis, a menos de que tuvieses amigos buena onda que llegaran temprano y te anotaran), formarse en la lista y llegar con las propuestas de materias en una mano; cerca de las nueve, los encargados comenzaban a dar una laaaaarga plática sobre las claves de las materias, los extraordinarios y blablablabla.
El problema de Historia siempre fueron las claves, teníamos la opción de cuatro claves para cada materia y de repetirse se creaba un caos cósmico en el sistema de la universidad. Por eso teníamos que pasar por ese proceso de : A ver niños, les reviso sus materias y sus claves, ok, listo, hiciste bien tu tarea.
Unos semestres más adelante, sólo algunas materias se metían a la antigüita, y otras tantas por internet, eso sí, siempre dando preferencia a los útlimos semestres (por eso de que los grupos se saturan). Y actualmente parece que todas las materias se meten por internet, cosa que sigue causando varios problemas con el sistema.
Cuando me avisaron de las inscricpciones en posgrado pensé que sería algo muy diferente, más civilizado y nice. Error. Si, las inscricpiones son por internet, pero antes de ese paso debíamos pasar a la coordinación a entregar papeles, recoger otros y pasar a una entrevista para la revisión/aprobación de las materias que escogimos...La generación es grande, y aún cuando se organizaron los días, éramos muchos.
Un amigo me previno, así que el día que me tocaba, llegué casi a las dos treinta,aún cuando las inscripciones comenzaban a las cinco., así que estaba entre los primeros diez en la lista. ..y salí a las siete de la oficina. Entre el trajín de los papeles, más toda la gente que llegó y el pasillo pequeñito, todo fue una locura. No faltaron los que se quisieron pasar por alto la lista que hicimos, ni los que se quisieron colar más los que se enojaron por no ser recibidos.
Muchos de ellos llegaron con una actitud taan chocante, del tipo: Mi tesis fue la mejor del mundo mundial; Soy el historiador que México esperaba; El sistema es un asco, que bueno que estoy aquí para revolucionar..

Argggg. La jornada fue extenuante, pero lo que terminó de fastidiarme fueron mis nuevos compañeritos... Y esto apenas comienza.

1 comentario:

Elizabeth dijo...

Uyyyyy felicitaciones mi Sidurti!!!
Toda profesionista ella.
yo ya entro el martes a estudiar mi especialización y con lo de las inscripciones también fue todo un asco, pero bueno, ahí vamos contentas ya.
Deseo que te vaya muy bien.
Un abrazote y toda la suerte de la tierra y los planetas con sus lunitas y estrellitas.
Pd: me hubiera gustado patearle el trasero al idiota que alardeaba de su tesis.