martes, junio 09, 2009

Politicamente correcta

Temas para escribir me sobran. Lo que me faltan son ganas.

A mi casi no se me da eso de la política, como que no es lo suficientemente nena para mi; bueno, la verdad es que con tantos rollos politiqueros que he leído, visto, analizado... uff, eso de la política es de los asuntos que más flojera y coraje me dan, ciertamente, prefiero hablar de religión y fútbol. Pero las discusiones sobre las próximas elecciones están buenísimas. Si usted quiere un post serio, minucioso y sustancioso sobre el debate...mejor deje de leer ahora.
Anule su voto... no mejor no.
Mejor ni vaya a la casilla.
Vote por el menos pior.
Vote por mi.
Vote por los de siempre.
Deje todo en blanco.
Su obligación es votar.


Desde hace meses se anda difundiendo esta campaña de "Yo Anularé mi voto". No recuerdo en dónde lo vi por primera vez, pero fue un banner bastante difundido. En un principio pensé que no pasaría de algunos bloggers y algún otro ámbito en la web, peeero parece que tuvo mucha mayor difusión, mirén nada más que hasta al IFE llegó.

Ahora sí se han planteado discusiones y debates sobre el asunto del Voto en Blanco o la Anulación; los candidatos han comenzado sus comunicados y opiniones al respecto; el mismísimo IFE, caray, ese organismo que parece que sólo se pelea con los partidos y que muy, pero muy de vez en cuando se fija en la ciudadanía, también ha puesto el ojo en el asunto. Por todos los medios tratarán de convencernos de que debemos votar por alguien, por alguno.
Es más, algunos afirman que asistir a la casilla y anular el voto es lo mismo que no ir, ergo, ni nos molestemos en levantarnos y caminar con nuestra credencial para esperar en la fila.
Pero una cosa es el abtencionismo y otra muy distinta el ir y ejercer el derecho a voto, pero anulando la boleta.
Anular la boleta implica al menos un interés en participar en el proceso democrático...vaya, es al menos levantarse del sillón y formarse en la casilla, hacer como que uno conoce a los vecinos, hacer como que le interesa el asunto. El abstencionismo es valemadrísmo puro.
El hecho de anular el voto es parte de una inconformidad con el sistema político: ya sea que las propuestas no nos satisfagan; que ninguno de los spots nos hayan llegado o que sinceramente ya no nos dejemos dar atole con el dedo.
Hasta ahora en casi todos los casos se ha instado a emitir los votos por tal o cual partido político. Ok, está bien, cuando los candidatos sacan sus promesas de campaña, nos las venden como si ellos solitos, en uso de sus super politipoderes, pudieran cumplirnos todo.

Cof cof cof

Sé que no pueden hacerlo solos, y que tienen que pasar por muchas travas antes de poder cumplir tan sólo un ápice de aquello que prometieron. ¿A poco en campaña no nos hablaron retebonito y nos pintaron el cielo de mil colores? Así que ahora la estrategia es decirnos que tal o cual partido propone tal cosa y que, votando por Fulanito, habrá un voto más por esa propuesta...¿O ya me imagino cosas?
En todo caso, ya se plantea que la gente no está nada contenta con este sistema político, y que ya piensa manifestarlo con las boletas anuladas -papelería que, de paso, nosotros mismos pagamos- y no sólo con las manifestaciones o el abstenerse a participar.

¿Servirá de algo anular el voto?
No. Sólo mostrará la incorfomidad de miles con el sistema político, en la praxis ganará quien tenga al menos un voto, osea los partidos fuertes, los tres partidos políticos que, gracias a la cantidad de asociados/seguidores/acarreados tiene votos asegurados. Y realmente no se remedia nada porque esos partidos seguirán consolidados, tendrán feliz mente esas curules en las que tan poco han hecho. Seguiremos pues, con el mismo mal.
La anulación sería una opción si nuestro sistema electoral supusiera un mínimo de votos, o un mínimo porcentaje del padrón electoral para acceder a los cargos de elección popular. En ese caso el abstencionismo y el voto nulo abrirían la posibilidad de declarar desiertos los cargos.

En fin, aunque nos exhorten a votar y no anular el voto, al final, en la casilla y frente a la boleta, la decisión es nuestra. Nadie nos puede obligar a votar o no.
Quedará en sus conciencias si anulan o no anulan.

Finalmente:
Cómo anular su voto (Según el manual de funcionario de casilla del IFE)

Se consideran Votos Nulos cuando el elector:
  • Marcó en la boleta dos o más recuadros que no forman una coalición
  • Marcó toda la boleta
  • Depositó la boleta en blanco.
Si la marca sale del recuadro pero es evidente la decisión del elector, el voto cuenta para el partido político marcado.
Así que recuerden, así si pusieron una mentada sobre un partido polítco, se lo contarán como voto...mejor miéntela a todos.

7 comentarios:

Elizabeth dijo...

Yo no he votado ni la primera vez en mi país por culpa de la reelección del actual presidente que tenemos en colombia, ojala y para el otro período haya candidatos que valgan la pena al menos, porque lo peor ha sido la reelección del actual.
Prefiero dormir hasta tarde el día de las elecciones.
Un saludo mi querida Sidurti!!!

Sidurti dijo...

HOla Elizabeth. GRacias por tus saludos, una pregunta, ¿Servirá de algo la reelección el presidente?... bueno, otra, ¿Entonces la reeleción no fue por votación?

Elizabeth dijo...

Mi sidurti querida!!!!
Gracias por tu comentario.
Oki! también se hacer un Frappé super. Y respecto a tus preguntas pues no creo que sirva ahora, el ya no tiene un plan de contingencia para la crísis que estamos viviendo. La reelección fue por votación porque el país mejoró un poco con los esfuerzos que Uribe hizo al principio, pero no creo que funcione una vez mas porque ahora el está tomando unas decisiones muy bizarras e inconvenientes para el sistéma económico y político de Colombia.
Un besito.
Saludos!!!

Angye dijo...

Tocayiux!!! Inteligente post, como los demás claro!

Yo en mi vida he votado, mi abuelo estuvo metido en la política mucho tiempo, aparte mi estancia en dependencia de gobierno hizo darme cuenta que todas las tunas vienen del mismo nopal, así que finalmente por quien uno vote va a servir al mismo de siempre, aunque eso de anular el voto sí suena interesante, ya veremos si me levanto ese día :P

Por tro ladooooo, te dejé un premiecín y una bonita tarea en mi bló, a Tork no le dejé nada para que te toque a tí jijiji!!

Saludos Tocayita de mi alma!!!

Antonio dijo...

Pues es cierto. Hace tres años las discusiones eran para convencer de votar por el peligro o por el mesías que nos salvó del peligro. Ahora es por votar o no votar ¿La molestia? Para los mexicanos la democracia es algo nuevo y seguimos creyendo que sólo se trata de elecciones y ya.

Un Abrazo.

Kyuuketsuki dijo...

Finalmente me parece que tocaste un punto muy importante: por si mismo, anular el voto no resuelve nada. Pero tampoco votar por un partido en específico. Si no se le exige al ganador (que siempre habrá uno) que realice su trabajo, entonces la "democracia" queda al nivel de una encuesta para definir al que queremos que tome decisiones por nosotros. Como niños pequeños.

Sidurti dijo...

Angye: Ya estoy trabajando en la tareita, gracias
Antonio y Kyuuketsuki:
El punto es que pocas veces recapacitamos en que Votar no es la única forma de participar en eso que algunos dicen que es la democracia. La flojera de ir más allá más la comodidad de dejar que los demás hagan todo nos ha llevado a este punto de votar, y esperar que los partidos hagan de las suyas.