lunes, mayo 04, 2009

Llamadas

Acabo de recibir una llamada de lo más extraña... y pues aún no sé si era una broma o que demonios;tal vez era una simple,a y patética llamada de auxilio.
Era un chavito, pequeñuelo, que me pidió ayuda para decirle cómo haccerle pe para "saber cómo besar a una chava".
Lástima mi buen, a menos de que cobre $15 el minuto no pienso dar ayuda por teléfono a un desconocido con voz de calenturiento.
Una vez que colgué el teléfono, el chico lo intentó de nuevo, pero en esta ocasión quien le contestó fue mi señor padre (aka suegro de Tork), y seguramente lo espantó. Por alguna razón mis amigos/pretendientes, frecuentemente me dicen que temen(-ían) llamarme a la casa por miedo a mi papá. Ni que se los fuera a comer o golpear por el teléfono.
El problema es que mi apá siempre que contesta pone tono serio o cansado, incluso cuando llama a sus compañeros de trabajo o sus hermanos y los intenta vacilar con cosas como: Por favor con la "Morenaza..." (apodo de un compañero del trabajo.

En fin, el pobre chico ya no lo volvió a intentar... así que ceo que mejor regreso a mi convalecencia, pues en mi afán de comer más -que no más saludable- tengo un ligero empacho....pero la comida, el pastel, el flan, los totis, los dulces y el vino espumosito tuvieron la culpa.

No hay comentarios.: