miércoles, diciembre 10, 2008

Limpiezas, aniversarios y buenos propósitos.

Hace rato que tengo la intención de limpiar algunos de los viejos archivos en mi computadora, entre ellos varios cuentos o respaldos del respaldo de los tres blogs que tengo (si, son tres, este y, por si no lo habían notado, los otros 2 que están en el menú de arribita...si, esos dos). Entre tanta cosa pues decidí hacerle unos ligeros cambios a los blogs, ya saben un código por aquí, otro por allá, alguna chulería más.

Y haciendo cuentas veo que este blog, que empezó como vil conejillo de indias, ya lleva más de dos años al aire...y una de las primeras entradas que hice fue una completa y absoluta catarsis sobre lo pésimo y horrible que fue el 2006 (peleas familiares, mundiales, elecciones federales, plantones, ideas suicidas, más peleas, sustos, miedos, lágrimas,fracasos...bueno, ya entendieron). Y bueno, aquí sigue este bloguecito dando aún unos cuantos pininos (a diferencia de mis diarios escritos, los cuales son una hermosa colección de 5 cuadernos...y contando) con quién sabe cuantas entradas y quién sabe cuántos visitantes (no se fién sus mercedes del número del contador, les repito que es conejillo de indias y muchas de esos números son producto de experimentos).

De los otros dos blogs la verdad no recuerdo tampoco cuánto tiempo tienen de vida. Lo que si les aseguro es que ambos fueron producto de sesudas conversaciones vía post-it durante las clases en la H. Facultad de Filosofía y Letras. Es la materialización de unos amigos que tenían ganas de un proyecto en conjunto, para escribir cuentos, ocurrencias...vaya, ociocidades nomás, o bien ponernos un poquito más serios.

Uno de esos proyectos que más nos divertía eran Los inmortales un cuento escrito a cuatro manos y dos teclados, un serial con nosotros como protagonistas...peeeero hace más de un año que no escribimos nada al respecto -en mi defensa diré que era Sernidë quien tenía la batuta y por cuestiones administativas no ha podido seguir.
El propósito será continuar con esta simpática aventura (y convencer a Tork... y a alguno de ustedes que también le entren al ejercicio...vamos, que aún hay mucho por escribir). Mientras tanto, los invito a que lean un rato esta miniserie que, espero, pronto continuará.

No hay comentarios.: