sábado, diciembre 27, 2008

DEscargo

Desde hacía semanas que no podía descansar plácidamente.
Dormía bien, es más, a pesar de dormir más de mis ocho horas reglamentarias me sentía muy cansada por las mañanas... hasta hoy.

Tal vez algo tuvo que ver mi sueño, el cual, com todos los de su especie, suelen ser algo raros y con cierto orden dentro del caos.
El punto es que estaba en un taller mecánico y rogaba por no vivir nunca en uno, pues pensaba en la ropa llena de aceite y lo difícil que es lavarla.¡Oh sorpresa! Iba a ese taller mecánico para una boda, bueno Mi boda...en Mi futuro hogar.
Al estar ahí ya estaba casi todo arreglado, incluso yo ya estaba vestida, veía a los invitados, a la gente que llegaba, los arreglos, la comida, las flores... ¡uff! Casi todo menos al afortunado.
Después algo pasaba, se escuchaba un escándalo y a continuación me decían que ya no se iba a poder hacer la boda, pero si la fiesta.Así que comenzaban a servir la comida y empezaba la música a sonar, yo intentaba quitarme parte de mi disfraz, pero tenía que arreglar algunas cosas dentro de la casa, algo relacionado con los invitados y el juez o cura.

Cuando al fin podía quitarme parte de la indumentaria, salía a la fiesta llevando un lindo y entallado vestido blanco...caray, toda una femme fatale. Comenzaba a saludar a algunas personas, a ver a mis amigos, a saludarlos. Algunos ya estan comiendo y otros bailaban...en eso, pasaba junto a una mesa en donde estaba Tork, quien estaba a compañado de una chica morena. Ya habían comenzado a comer, en la mesa había refrescos, tortillas y frijoles refritos -chequen el dato, esto es muy importante.
Al verlo, me detenía a saludarlo, le sonreía a la chica y, en un acto de total gandallez, metía mi mano en los frijoles y se los embarraba impunemente en el escote, en la cara y cabello... No conforme con eso, me limpiaba la mano en su cabello y la empujaba contra la cacerola de los frijoles.
Si, eran viles y puros celos. Sólo sé que alguna de las dos, o ella o yo, estaba jugando en el papel de la EX..., pero eso no importa porque...
¡Oh gloriosa diosa! ¡Què acto taaaaaaaan refrescante!! ¡Fue tan liberador!!!

Tras limpiarme, seguía mi camino rumbo a la pista de baile, y bailaba y bailaba hasta que, de nuevo, me interrumpían por algunas dudas sobre la fiesta, los sanitarios y un caballo... pero al final, llegaba la noche, veía las estrellas y todo se arreglaba, la fiesta continuaba.

¿Què les parece? ¿alguna interpretación?

Interpretaciones.



2 comentarios:

Angye dijo...

La presencia de un cura en lo que sería TU boda, descarta interpretación alguna, a menos que hayas cenado pesado.

TORK dijo...

¿Por lo menos estaba buenona la morena?