domingo, agosto 03, 2008

De los placeres de esta vida.

En un país extremista, en donde la mitad de los habitantes batallan con el sobrepeso mientras que otros tantos se mueren de hambre por necesidad o necedad (tema que trataré proximamente aqui), es un verdadero placer poder comer lo que uno quiera.
Es una delicia poder comer lo que me de la gana. Bueno, tampoco me excedo en lo que como por cuestiones de mantener la línea (en mi caso recta, recta), aunque a veces es más por cuestiones de salud.
Retomando el tema, comer es uno de los grandes placeres de esta vida ¿a poco no?. Desde una deliciosa ensada de Chapultepec (en la 2ª sección, a un lado de El Lago) hasta unas deliciosas gorditas del metro CU o los taquitos al pastor, las carnitas de Reyes (en el Edo. Mex.) o los huaraches del Huarache Azteca, las quesadillas de la Marquesa, incluso unas deliciosas tortas caseras.
Jiji, noten cómo me encantan las cosas fritas, aún así, lo favorito en mi menú siempre serán las Papas o patatas. Si, me confieso una Amante de las papas, en casi cualquier presentación (las deshidratas no me gustan, parecen obleas u hostias):
Papas fritas, a la francesa, hervidas, hervidas con jamón, con espinacas, con rajas, en tacos dorados, en tortitas, con atún, en ensalada rusa, con longaniza, en empanada, en Paste del Real del Monte (hummmmmm).

5 comentarios:

El Nahual dijo...

HAs probado las patatas bravas? Son españolas, a mi me encantan.

El Nahual dijo...

HAs probado las patatas bravas? Son españolas, a mi me encantan.

Sidurti dijo...

Nooooo, al menos no con ese nombre. ¿Cómo son? ¿cómo se preparan?

Acepto recetas

TORK dijo...

Fritas y a la francesa. Y más cuando son compartidas para ponerse una enchilada marca diablo.

El Nahual dijo...

Son papas fritas, pero cortadas como en pirámides. El secreto es la salsa con al que la bañan que suele tener jitomate, vinagre y pimiento.