viernes, julio 25, 2008

Rumores lejanos

Hace un rato, por cuestiones personales me hice una limpia.
No, no me miren feo, sólo tenía que limpiar unas cuantas cuentas de correo. Entre las maravillas que encontré fue un blog personal cuya plataforma no les diré. Lo que si les puedo contar es que extraje algunas fotos y unos cuantos escritos que tenía en ese blog primigenio.
Seguramente me traía para acá algunas de las cosas allá escritas, como esta joyita del lejano 2006.


Soy
Una buena mañana desperté de un largo letargo....el cabello alborotado los ojos algo hinchados pero sin rastros de ojeras, y lo sé por que corrí al espejo en cuanto me levanté... no , no fue por vanidad. Simplemente quería saber si algo en mi fisionomía había cambiado... pero no, el cambio fue sólo interno.
La noche anterior tuve un sueño en el que...bueno, no lo recuerdo... el caso es ...que en ese sueño tuve un diálogo en el que me dije a mí misma : Mi misma, ha quedado al descubierto tu misterio, eres pagana con influencias escpeticas y ascendente ateo

Me miré al espejo y sólo atiné a decir:
¡Ah Caray!

***************************+
Y un Bonus:

Otoño del 2006
De Encantos y Desencantos:

Y esta noche recordé lo hermoso que me resulta pasear por las calles de una ciudad pos apocaliptica (sí, pues los llamados jinetes han llamado varias veces a nuestras puertas, pocos les hicieron caso y dos se fueron, otros dos se quedaron en esta ciudad a establecer residencia). Dicen que soy una nostálgica o una romantica irremediable... prefiero el título de soñadora enamorada cuya alma a veces desea escapar del siglo actual y envolverse en las frías manos de clío...o dejarme envolver en las más cálidas y amenas manos de Caliópe. Y fue hace unas horas cuando me dí la oportunidad de caminar por las viejas calles de esta ciudad que tantas historias tienen .... lástima que el ruido de una ciudad que pocas veces duerme y otras tantas medio descansa escondidas no nos deja escuchar. Los otrora barrios de San Ángel o de Mixcoac, tantas veces recorridos durante años pero pocas vece disfrutados como hoy, me han permitido ver una pequeña parte de sus encantos en un tiempo desfazado...desde las minúsculas gotitas de lluvia tan minúsculas que parecen una ilusión sensorial... o el encanto que puede tener una rosa huerfanita, casi marchita, pues los miércoles no son los mejores días para los enamorados, y mucho peor para aquellos que intentan ser vendedores de un poco de felicidad. Pude disfrutar de los juegos de luces reflejadas en los cristales.... pequeñas gotitas de lluvia que me dejan soñar mientras veía como descendían poco a poco...o redescubir esos olores que me dicen "el otoño está aquí" y ha llegado con sus empeños en inspirarme... ¿qué se le va a hacer si la inspiración finalmente se acordó de mí?

No hay comentarios.: