lunes, junio 09, 2008

Memorias

¿Qué pasó con esa costumbre de enviar cartas? ¿què pasó con eso de comunicarse por medio de palabras escritas, pensadas?
Esta tarde estuve revisando La Caja de la universidad. Si, esa caja en la que voy guardando todos los recuerditos de la Universidad, especialmente de amigos y, por supuesto, del galán.
Lo triste del asunto es que tengo más cartas y objetos varios que e-mails personales. Es decir, mi cuenta de correo más usada tiene como 1600 mensajes, sin embargo muy pocos son mensajes personales, de esos en los que tus amigos realmente dedican unos momentos para escribirte y no sólo mandarte los videos de los perros locos o alguna cadena sobre las personas que maldijeron a dios y murieron, o la bendición del brazalete de la amistad.



Bueno, será que ahora está el messenger o alguno de los sitios sociales tipo Hi5 y Facebook ¡ah! y los blogs.

HOLA A TODOS
¿Cómo han estado, qué tal su día?

2 comentarios:

El Nahual dijo...

Creo que el correo electrónico mato a las cartas. Yo todavía tengo la costumbre de cuando viajo enviar postales por correo y de repente me llegan a mi algunas. Me parece fascinante saber que algo que escribiste muy lejos viaja de mano en mano hasta llegar a la persona en la que piensas.

Sidurti dijo...

Es una pena, ahora todo es por medio de un teclado y unos caracteres en la pantalla. No es lo mismo a andar viendo la letra de una persona. Por alguna razón para mi es muy importante poseer algo escrto por las personas que me importan