jueves, abril 24, 2008

Dos grrr y un dolor de cabeza

El martes por la tarde, aprovechando que llegué temprano a casa, cruzó por mi cabeza la idea de ir a visitarlo. Hace como un mes que no había podido ir a verlo, a pesar de la cortísima distancia que hay entre ambas casas. Pero me dormí en el camino, y cuando desperté -porque tengo la maldita costumbre de recuperar sueño en el microbús- ya estaba a más cerca de mi casa que la suya, así que mejor llegué a mi casa decidida a devorar lo primero que se me cruzara -bueno, bueno, lo segudo, lo primero fue mi perro y le tengo mucho cariño como para hacerlo guaguacoa- y pospuse la visita, pss total, en la semana tendría tiempo para ir a verlo, y tal vez la oportunidad de llevarles galletas o algo.
Ayer por la mañana me levanté sobresaltada...eran las seis de la mañana, muy temprano para que sonara el teléfono y fueran buenas noticias -las buenas noticias llegan de 8 a 19 hrs.- . En lo que despertaba y buscaba el maldito aparato, alguien más contestó en la casa...cinco minutos después llegó mi madre para despedirse, si, otra vez lo llevaban de emergencia al hospital.
Con eso empezó mal mi día... Después de semejante sobresalto, medio recuperé el sueño...!tanto que se me hizo tarde¡
Entre la desvelada y los ires y venires matinales, entre calentar la leche, meter al perro y medio arreglarme para salir a una sola clase en la escuela, dejé mis lentes...¡Plop! Miope, estresada, develada y deslumbrada con este tremendo sol a medio día ya traía un horrible dolor de cabeza y unos ojos cerraditos como topo. Además, una horrible cruda moral :¿Por qué no lo visité? ¿ Será, ahora sí, la última vez que lo vea?
DEsde hace unos meses ya lo sabíamos, su situación cada día es más grave y crítica. Sus sueños constantemente le muestran a "gente" o "huesudos" que lo persiguen, que " se los quieren llevar", pero el no se deja. Èl dice que, como puede, reparte chingadazos y mentadas para que lo dejen aquí, con su familia...mientras su cuerpo se debilita cada día más. Ayer se quedó en el hospital.. y no sabemos si lo darán de alta... o solamente regrese a casa para ser "despedido" en su amada tienda, la cual ya lo espera recién pintada y vacía para despedirlo.
Es duro preparse para despedirlo.
Poco a poco tomo conciencia de que esto ya no tiene marcha atrás, y que no me quedarán mas que algunos recuerdos de él, de su necedad, de sus historias y chistes, y que cada vez que escuche " Bonita casa de Adobe" posiblemente me hará llorar.

3 comentarios:

El Nahual dijo...

Siempre serán dificles este tipo de situaciones.

Sidurti dijo...

Si, es difícil. Pero saldré de esto. Fue uno de esos horribles días... lo bueno es que duran solo 24 hrs.

Angye dijo...

Espero que todo mejore pronto :(