jueves, abril 10, 2008

Carreras carreras

Al fin se me quitó el dolor de piernas.
El fin de semana fue la carrera de 5 km. de una enorme compañía de agua embotellada...y con esta llevo como cuatro carreras de 5km. Ya sé, ya sé, es poquito diciéndolo así, mejor les escribo que fueron 5000 (cinco mil) metros.

El caso es que este año si organizaron bien la carrera, hubo seguridad y vasitos de plástico con agua cada kilómetro y medio (más o menos) y se organizaron en la entrega de medallas y "Kits de recuperación" -jajaja-. ¡Qué diferencia con el año pasado!
Hace un año, me aventé de improvisada a la mentada carrera, corrí con jeans, tenis "casuales" y dos playeras ya que no pude quitarme la playera que llevaba y encimé la playera oficial; para acabarla era mi primera carrera y no había ni entrenado, es más, sigue sin gustarme eso de salir a correr, soy mas bien una caminante -¿o era caminadora? ... no importa- así que esos 5000 metros fueron eternos y llegué a la meta casi desmayándome.
A parte de eso, la calle donde se etregaban las medallas y los famosos Kit´s estaba a reventar de mujeres cansadas, sedientas y hambrientas que se lanzaban contra las barras de granola, los yogurths Cero grasa, naranjas y botellas de agua. ¿A quién se le ocurrió poner cada una de esas cosas sobre mesas para que cada dama pasara y tomara sólo una por cabeza?
Imagínense la escena: Mujeres sudorosas, cansadas y sedientas arrebatándose las cajas con yogurts o quitándoselas a los chicos de logística; otras más agarraban todas las botellas de agua que podían ya que, en el recorrido, los puestos de hidratación repartieron botellitas de 300 ml y se acabaron pronto, así que muchas no tomaron nada en el camino. Y aún así decían que la carrer era "Por la salud de la mujer".
Ok, ok, hace falta correr, terminar de fomentar los beneficios de caminar diariamente para evitar problemas de salud, a veces hasta media hora diaria marca la diferencia entre la obesidad y el panteón -a veces con el ejercicio no lo es todo, falta también un cambio en la alimentación-.
Decía, que está bien seguir haciendo incapié en eso de la salud... pero eso de andar en las carreras es tortuoso. Si, una se libera, se siente mejor, a veces hasta convives con la familia y se aleja el estrés... pero también terminas estresada por que te rebasan las viejitas, o porque nunca falta la chica fashion, de esas que corren maquilladas y perfectamente vestidas con sus tenis nuevos Nike y con equipo profesional, que se cree la supermega corredora del mundo y que se pone a criticar a las demás.
Este año me tocó estar junto unas chicas semi fashion... ¡uff! Me cayeron muuuy mal cuando se les ocurrió criticarme porque, cuando el bloque de trotadoras se acomodó hacia la salida
avancé caminando ¿para qué trotar si aún no daban el disparo de salida? Bueno, mi hermanita y yo sólo reímos pues con todo lo que escuchamos sabíamos que pronto las dejaríamos atrás.
No recuerdo ni cuanto hice, pero llegué, ahora sí acabé aunque ya no sentía las piernas al llegar a la meta. Tengo mi medalla y ahora los famosos Kits de yogurth sin grasa, agua y naranja si nos los dieron en bolsita...ni modo, no pude manosear a ningún chico de logística.



2 comentarios:

El Nahual dijo...

A mi me gusta mucho correr y las carreras las disfruto en grande. Ahora, como nunca le presto atención a lo que dicen las personas mientras corro no había notado que las mujeres estuvieran viboreando en la misma carrera. Me parece curioso. Además, es re cierto eso de que van mujeres maquilladas y peinadas a correr, yo no se como le hacen porque no permiten la transpiración.

Sidurti dijo...

Las mujeres suelen viborear en casi todo. Si acaso en la carrera de Avon en contra del Cáncer de mama es cuando las cosas se ponen más emotivas, no falta quien lleva a la abuelita en silla de ruedas, o hasta al perro con todo y playera.
Realmente no falta la chica que salió del salón de belleza derechito a la carrera...van con maquillaje y peinado perfecto mientras que el resto de las mortales andamos con pants y coleta.. ¡buh! comodidad ante todo