jueves, febrero 14, 2008

Rosa, rosa y un pulpo morado


No es que odie el 14 de febrero, pero no me gusta "celebrarlo". En cambio me da mucha risa ver cómo los demás festejan tan famoso día...por eso hoy he reído como loca por culpa de un pulpo morado.
Jajaja de sólo recordarlo...jajaja, es muy simple, pero me hizo reír mucho:
CAmino a la escuela me topé con tres chicos, uno de ellos llevaba un arreglo de tulipanes y otro un enorme globo con forma de pulpo, el cual llevaba un corazón en cada tentáculo. Ya sé, es no tiene nada de gracioso, lo simpático fue ver la cara asustada y nerviosa de uno de los chicos cuando se atrevió a llamar a alguien y citarla en "el Edén", uno de los jardines de la universidad. A partir de ahí el pobre pulpo comenzó a chocar con todo lo a su paso: árboles, postes de luz, rejas y personas, incluso me pegó dos veces.
Pobre pulpo, pobree (Les dije que era algo bien simple). Al final, de sólo recordarlo no puedo evitar reír...es como el ataque de risa que me dió hace un mes al recordar a un amigo todo golpeado por culpa de un brincolín (jajajajajaja...el brincolin, el brincolín jajajaja).

Ahh, otra cosa que me hizo el día fue mi super viaje en los autobuses SOLO PARA MUJERES, pero eso es otra historia.

Regresando a lo lindo y supermegahermoso del día de San Valentín, me acordé de cómo sobrevaloran el día con cartas, flores, peluches, canciones, chocolates y empalagos -en mi caso siempre ha sido un festejo con los amigos, nunca con la pareja, así que pasar ese día con el novio me crearía muchos problemas por no saber què hacer.
Nunca falta el tipo que decide declararse el día de san valentín con todas sus esperanzas en que " No te pueden batear el 14 de febrero"... y al final la decepción es mucho más grande. Pobres, dan tanta ternura verlos caminar con sus ramos de flores y globos gigantes con una cara de preocupación y a la vez de verdadera ilusión y esperanzas.
Por otro lado están las adorables nenas que se se decepcionan si el novio o amiguito en turno no les hace algún regalito, pero más simpáticas son aquellas que esperan que el chico de sus sueños haga su declaración oficial.
Ahh que día para ver, desde la barrera, a toda la bola de...toros.

**********
Bonus:

¿Por qué siempre que uno tiene pareja aparecen los amigos -de esos por los que te morías- y de repente te dicen que tenían ganas de besarte o que siempre les gustaste?
¡Caray! Si nada más van a ilusionar mejor que callen. Si quieren un beso pues que te lo den y ya (dicen que es de mala educación pedir un beso), que a partir de eso sólo hay de dos sopas:
  1. O no te gusta el beso, lo rechazas, te enojas, das una cachetada, trompón, patada y le sacas la lengua; luego le dejas de hablar y esa linda amistad terminó.
  2. Te gusta el beso, le gusta a los dos y te haces de un nuevo amante. Todos ganan.El amigo tiene tus besos pero sin algún otro compromiso, una se hace de un amante y se convierte en mujer de mundo y el novio pues tiene ayuda (recuerden que el SAncho ayuda donde el marido falla).

No hay comentarios.: