miércoles, febrero 06, 2008

Telenovelas

Asumiendo mi lindo papel de "proyecto de ama de casa"( el cual ha sido más por deber que por placer) decidí dedicar un espacio de ocio a ver tv. al acabar mi "quehacer".
Mi terrible error fue ver telenovelas en vez de mis acostumbradas caricaturas o series. ¡Grrrr! Recordé las telenovelas ya que odio esas escenas de mujeres despechadas que lloran y lloran; las escenas del amor perfecto en las que los novios comparten heladito mientras la mujer mala mala de malolandia los mira de reojo pensando en arruinar su felicidad. Pero lo que me irrita mucho mucho son las bodas...¡¡Por favor!! Ni la boda es(necesariamente) el fin de una linda historia de amor para que todos vivan "felices por siempre", ni tampoco es el obstáculo final y definitivo por el que la mala amarre por los siglos de los siglos al galán. ¿Acaso los escritores no saben que existe el divorcio?¿Nadie les ha dicho que un embarazo no se soluciona con una boda a la fuerza e incluso son pocos los hombres que no salen corriendo ante semejante situación?
Yaaak! Lo que más me enferma es que se pretenda representar a la sociedad, que se den ideales de una vida a la cual muchas chicas aspiran (Sinceramente espero que dicha tendencia disminuya, pero hace unos años varias de mis vecinas esperaban casarse con un médico,dentista o abogado que las sacara de pobres).

Es hora de apagar la tv.

2 comentarios:

TORK dijo...

Me gusto lo de "asumir tu papel de proyecto de ama de casa".

Y por otra parte los escritores saben que eso es precísamente lo que vende, así que lo seguirán explotando.

Y pa' rematar:"ni tampoco es el obstáculo final y definitivo por el que la mala amarre por los siglos de los siglos al galán"... al contrario, es el principio del flagelo para la mala.

tabernera dijo...

Pues no sé, pero me fastidia que sigan representando al matrimonio (sea civil o religioso) como " unión indosoluble" en un país en el que los divorcios siguen aumentando. También me molesta esa imagen de "el matrimonio es lo único que permite recuperar el honor perdido" o que "el mejor motivo para casarse es un embarazo".
Bah, doble moral.