sábado, octubre 20, 2007

Cuando me muera

Cuando me muera
no quiero ni lágrimas ni lamentos
quiero sólo un adiós sincero.

Cuando me muera
no quiero rezos, ni clérigos ni cruces
quiero sonrisas, quiero cantos, quiero amigos.

Cuando me muera
cuando me muera

Cuando me muera
no quiero misas ni servicios
Tampoco quiero una tumba o
flores muertas que acompañen mi morada.

Cuando me muera
no quiero ser encerrada
en una fría y oscura caja
mejor, en cenizas, libérenme
en la tierra, en el viento.

Cuando me muera
no quiero ni veladoras ni rosarios,
quiero sólo amigos.

No temo a la muerte
temo al olvido
Cuando me muera ¿platicarás conmigo?