sábado, septiembre 01, 2007

Libro del mes...

En realidad llevo más de un mes con este libro
Sinhué, El Egipcio, de Mika Waltari.

Se trara de las memorias de un médico egipcio medio descreído que vivió durante la época de
"el Falso faraón" alias Akenaton (o Akenatén).
Sinhué llegó a casa de sus padres dentro de una cesta tejida que fue soltada a su suerte en el Nilo (mmm... ¿en dónde habré escuchado esta historia?). Fue adoptado por un médico y su mujer quienes no habían tenido hijos; fue uno de los privilegiados que aprendieron a leer y escribir y pudo abrirse campo en el viejo arte de la medicina dentro de los templos de Atón los cuales, gracias a su curiosidad sobre los dioses y la vida, abandonaría para emprender una gran aventura. Entre sus venturas y desventuras se encuentran encuentros con la vida, con los reyes de Babilonia y con el mismísimo faraón Akenatón, si, el famosísimo faraón que intentó derrocar a todos los dioses de Egipto y establecer a Atón como único dios, si,ese que fue antecesor del maldito Tutakamon; también consiguió viajar a Creta y adentrarse a la morada del temido minotauro,
y...bueno, eso es lo que llevo hasta ahora.

Es una de esas novelas históricas que consiguen atraparte y, en ocasiones, hasta te sacan una
carcajada

(...)Yo Había visto llos fugitivos en el patio del palacio, había visto sus bocas mutiladas y sus ojos vacíos y los muñones de sus brazos y no sentía el menor deseo de partir para Siria. Por esto decidí irme a casa y fingir una enfermedad hasta que el faraón hubiese olvidado por completo su capricho. Pero mi sirviente vino a mi encuentro y con aire sorprendido me dijo:
- Felizmente has llegado, Sinhué, dueño mío, porque acaba de llegar de Tebas una barca trayendo una mujer llamada Menhunefer que dice ser tu amiga. Te espera en casa ya vestida como una novia y la casa entera está llena de su perfume.
Di media vuelta y regresé al palacio y dije al faraón:
- Serás obedecido. Salgo para Siria, pero que mi sangre caiga sobre tu cabeza. Quiero partir enseguida y, por consiguiente, manda a tus escribas que redacten todas las tablillas necesarias para establecer mi rango y mis poderes porque Aziru tiene en alta estima las tablillas.(...)



Esta novela a sido llevada al cine en 1954


Algo que este sujeto no sabía, por lo que hizo su propio trailer

No hay comentarios.: