lunes, julio 30, 2007

Una espectadora


No se trata de creer, sino de las razones para creer.

Un frasco con un polvo-líquido-pasta-sustancia negrusca.
Un trozo de tela con una imagen pintada.
Una perla del tamaño de una chaquira.
Una imagen-mancha de humedad que toma formas caprichosas.

¿Porqué el mundo está tan necesitado de milagros?
¿porqué todos desean encontrarse con lo maravilloso y extraordinario?
Jamás me he logrado explicar porqué la gente desea salir, recorrer cientos de kilómetros, sortear viento, sol, calor y frío o simplemente andar a rastras para llegar.
Recuerdo que de pequeña gustaba de ir a la Basílica, de subir al cerro y detenerme a mirar las flores y lanzar una moneda a cada una de las fuentes pidiendo un deseo. Los deseos no los recuerdo, es más, creo que jamás se cumplieron (excepto por un par de muñecas).
Y aún así siento fascinación por los centenares de personas que se arrastran lloran y lanzan monedas frente a un ayate pintado. ¿Qué les pasa por la cabeza?

¿Porqué pagar con sufrimiento, con laceraciones, con dolor o con dinero?
Sí, durante algún tiempo fui guadalupana.
Me dediqué a mirar esa imagen, estudiarla, verificar si está o no embarazada,
en los colores del ángel y en esa mirada de india abnegada
(más bien, de india violada) .

Incluso tenía un par de aretitos con la imagen santa y aún guardo las medallitas de oro(son de oro, y ese si vale) incluso bendecidas con un chorrito de agua presumiblemente potable. Pero todos esos sentimientos han quedado atrás, hace mucho tiempo. Sencillamente me esfuerzo por comprenderlo, pero a veces no puedo.

¿acaso soy YO quién está mal?
¿será una parte de insensibilidad de mi parte?
Mientras digo yo que no conozco nada de ese sentimiento me sumerjo en tratados de las llamadas "ciencias" o sobre este fenómeno intentando buscar una respuesta.¿Cómo hablar del sentimiento religioso cuando es algo desconocido?
No, el no experimentarlo no me impide trabajar sobre él, pero me limita a sólo ser una espectadora.Por más que deso conocer ese sentimiento, es algo que no me llena, no me complace
¿será que ellos conocen algo más?
¿seré incapaz de conocerlo?
¿O será que yo sé algo que ellos desconocen?
¿es en caso contrario?

Por más que leo y leo, simplemente no termino de comprenderles.
Sé que hay ciertas necesidades "existenciales" que sólo la gente ve satisfechas rezándole a una imagen de simple yeso en el mejor de los casos hecha en el país, o una virgen made in china, que igualmente sirve para callar los rezos y lloriqueos de alguien que su hijo a perdido o alguien que desea pasar un examen. Sí, así de convenencieros son.
Si me ayudas a pasar el examen....
Madrecita ayúdame a sacarme la lotería
que mi marido me quiera,
que no me pegue mi marido,
san charbel consígueme un novio,
Que no se me note la panza,
si le sacas el niño a mi novia te prometo. ..
te prometo te prometo te prometo

Tan dura es la realidad com0 para desear evitarla. Una veladora no cambiará nada.

¿acaso son mis genes los que están mal?
¿porqué no me consuelo al levantar la mirada empapada en lágrimas o mientras en mi cabeza colocan una reliquia viejísima, super milagrosa y llena de superpoderes, y en ambos casos, me siento de lo más estúpida por andarle haciendo al payaso?


No hay comentarios.: