viernes, marzo 09, 2007

Pequeño Viaje al TIbet

Resulta que desde hace tiempo me enteré de la exposición de Reliquias del Tibet y tenía ganas de ir.
En otras ocasiones me he quedado con ganas de ir a algún lado nomás porque no hay otro loco que se anime a acompañarme pero ahora si me valió y me lancé yo solita (no sin antes haber hecho un berrinche por que me plantaron, pero esa es otra historia).
Total que llegué a San Ildefonso y me encontré con la novedá de que era entrada libre pero me tenían que pegar una estampita indicando para cuál exposición me tocaba no me fuera descarriar.
En fin, al llegar al patio central lo único que daba señales de Buda mas que una mesita con un garrafón con agüita amarilla y unos posters. Como fue viernes tempranito no había tanta gente, pero si un montón se "señitos" bien buda onda ahh eso sí, con sus trajecitos de lino o algodón blanco.
Después de hacer fila en donde me entregaron un folletito sobre las reliquias y qué hacer frente a ellas y ver un video instructivo sobre la contrucción del proyecto Maitreya finalmente entré a la sala, la cual está adornada por otros tapices y algunos banderines mas. Al centro me encontré con un pequeño altar compuesto por una estatua dorada del Buda Maitreya protegida por un pequeño paragüas amarillo. Alrededor de éste se encuentran las pequeñas urnas que contienen los reicarios que contienen las reliquias.
Pero antes de empezar el recorrido me colocaron frente un recipiente con agua con azafrán en cuyo centro se encontraba una pequeña imagen de un buda (chiquito, regordete que me recordó a las imágenes de angelitos novohispanos) al cual tuve que bañar con el agua... una especie de rito de purificación.
DEspués de bañar al Budita pude iniciar el recorrido alrededor para ver las pequeñas urnas...algunas de las reliquias si podían ser pareciadas a simple vista, sin embargo otras requerían de un poco mas de atención.
Los relicarios son bellísimos. Pequeños, dorados, con un espacio en la parte superior para colocar estas reliquias, algunas compuestas piezas nacaradas mas o menos del tamaño de una chaquira... chiquititas chiquititas que al fin no pude verlas bien... mejor las vi en las fotos de la casa tibet o del proyecto maitreya porque en vivo no me dieron mucho chance, andaban apurándonos y diciendo que si queríamos verlas podíamos formarnos otra vez.
En fin...el caso es que al final me formé en la otraa filita pa que me pusieran esas reliquias en la cabeza ( no iba a dejar pasar la oportunidad... además, era gratis ) y me hecharan la bendición y en serio que se siente.... NADA
Bueno, es un poco incómodo andarle haciendo al payaso, hasta pena me dió andar ahí haciéndole al ridículo y sólo pensaba en que nadie conocido andaba por ahí cerca.
Con eso de cómo saber si alguien es iluminado o no pues hace un año me fui a una fiesta busdita (aunque mi novio diga que lo llevé) en donde tuvimos una lindísima plática sobre la iluminación de buda... nos decían que los iluminados son gente excepcional, gente que destaca entre los demás por su grado de pureza (sic.) y que los demás los reconocen como iluminados, pero que su humildad jamás los hace reconocerse como tales, así que esos que se dicen iluminados no lo son porque deberían negar su condición de iluminados
Como imaginarán al final de la plática me quedé con una maravillosa sensación de "¿ de qué demonios hablan? "
usted es un iluminado -¿yo? no cómo cree
si, si lo es
a que no
a que si
QUE NO

No hay comentarios.: