lunes, marzo 26, 2007

Noticias de esta vida... y la otra

Fue hace poco más de una semana que vi por primera vez un cadáver...o al menos la primera vez que lo recuerdo (y seguramente lo recordaré durante mucho tiempo).
Se trató de una familiar algo lejana...así que la pérdida no me impactó por completo; no obstante sí impactó a dos mujeres importantes en mi vida: mi abuela y mi madre.
Muy a pesar de lo que me dolió verlas sufrir, el acontecimiento me impactó sobre manera. Ver el cuerpo ahí, tendido frente a mí mientras intentaba disfrutar una taza de café me envolvió en extraños sentimientos y mas extraños pensamientos.
Durante un rato permanecí contemplativa intentando comprender aquél escenario no tan lejano de las láminas sobre los primeros cultos a los muertos durante el neolítico... No somos tan lejanos de aquellos primeros hombres que intentaron hacer ese "sueño" de sus compañeros un viaje más agradable.
Sí, se trata de un sueño...puedes ver que esa persona está ahí, fisícamente sigue en esta tierra, pero algo ha cambiado. Parece que duerme pero, al estar atentos en su pecho, en su movimiento, poco a poco caes en la cuenta de que no respira, de que ya no queda en esa persona algún tipo de respuesta... ya no siente, ya no piensa...ya no ES.

Eso te deja muchas cosas qué pensar. Llegué a la conclusión : no me molesta ni asusta morir, eso es el fin y para eso hemos nacido. Desde que comenzamos a vivir comenzamos a caminar a nuestra muerte... pero en muchas ocasiones el miedo es en otro sentido; para algunos aún persiste el miedo a un castigo postmortem o terminar aburridos en algún paraíso; para otros es el dolor frente el dejar en el desamparo a los seres queridos, en dejarlos sufriendo o con una deuda importante (pues morirse sale caro).

No hay comentarios.: